¿qué significa la longevidad? Mantenerse sano en la vejez

Mantener la salud en la vejez

¿Qué significa la longevidad? Para responder a esto primero tenemos que sumergirnos en un poco de historia. Con el aumento de la contaminación y el estilo de vida poco saludable, la esperanza de vida media ha disminuido. Mientras que la generación de nuestros abuelos vivía hasta los 80, 90 o incluso 100 años, nosotros no estamos ni cerca. Esto varía en función de la parte del mundo de la que se proceda. Según Statista, la esperanza de vida media para 2019 a nivel mundial es de 72,74 años. Aunque esta cifra es superior a la esperanza de vida en 2009, que era de 70,25, todavía estamos lejos de poder llamarnos sanos.

Los medicamentos modernos seguramente han mitigado los efectos de las enfermedades mortales, pero las crónicas han aumentado en número. Entonces, ¿cómo se puede vivir más tiempo? ¿Qué es la longevidad? ¿Cómo se puede aumentar la longevidad? ¿Es la alimentación sana el camino? ¿O es la genética?

Conozcamos más sobre lo que es la longevidad y algunos consejos para mantenerse sano a medida que se envejece.

¿Qué significa la longevidad? ¡Mantenerse sano en la vejez!

Longevidad: ¿Qué significa?

En pocas palabras, la longevidad significa tener una vida más larga que la media. Sin embargo, no se trata sólo de los números. Se trata más bien de la culminación de diferentes factores que incluyen también la calidad de vida. No tiene sentido vivir una vida en la que uno se siente enfermo y permanece en el hospital la mayor parte del tiempo.

Hoy en día, nuestra esperanza de vida es mejor gracias a la tecnología y los medicamentos modernos, pero estar sano es otra cosa. Los cuidados preventivos y un estilo de vida saludable es en lo que tenemos que centrarnos para aumentar esos años de salud.

¿Influye la genética en la longevidad? La respuesta es que sí y que no. Aunque la genética influye, los riesgos de mortalidad siempre pueden mitigarse optando por un estilo de vida saludable.

Descifrar el significado de la longevidad y comprender su verdadera esencia es lo que ayudaría a mitigar los factores de riesgo. En sentido estricto, se trata más de entender la duración de la salud que de la vida.

De la duración de la vida a la duración de la salud, la curva de la longevidad

Vincular la esperanza de vida a la duración de la salud

A medida que la esperanza de vida absoluta va perdiendo sentido, la ciencia necesita una nueva visión de la longevidad. En este contexto, ha surgido un nuevo término: la duración de la salud.

La longevidad y la duración de la salud se utilizan a veces indistintamente, pero el término "duración de la salud" se refiere al número de años que una persona puede vivir con buena salud, libre de enfermedades. La esperanza de vida ha aumentado constantemente en todo el mundo en las últimas décadas, pero la duración de la salud no ha seguido el mismo ritmo.

Según los estudios, la diferencia entre la esperanza de vida y la esperanza de salud es de unos 9 años. Pero eso no es todo. Según las estimaciones de la OMS, un alemán nacido hoy pasará sólo 71 de los 82 años de su vida en condiciones saludables. 11 años de disminución de la calidad de vida.

El camino de la longevidad

Los elementos sociales, clínicos y científicos influyen en la prolongación de la vida saludable. Ralentizar el proceso de envejecimiento y enfermedad es esencial si queremos mejorar nuestra vida. Es esencial dedicar tiempo y dinero al estudio, lo que nos permitirá reunir información que nos ayudará a buscar un tratamiento y prolongar la salud.

Cuando se trata de una enfermedad específica o del envejecimiento en general, realmente no importa. Ayudarle a mejorar su calidad de vida es el principal objetivo de Purovitalis. La esencia de la Longevidad puede encontrarse en todos nuestros productos. El Mononucleótido de Nicotinamida o NMN, la Quercetina, el Resveratrol, el Ácido Hialurónico y la Espermidina (próximamente) son algunos de nuestros suplementos de vanguardia para una vida saludable, al igual que el Test de Edad Biológica. Sin embargo, la salud a largo plazo no comienza ni se detiene con una sola prueba o un puñado de suplementos tomados de forma impulsiva. El mantenimiento de su bienestar empieza por usted.

Consejos para una vida sana en la vejez.

Consejos para una vida sana en la vejez

1. Ejercicio regular

A menos que su médico le haya aconsejado estrictamente que no lo haga, no hay excusa para quedarse sentado idealmente. Según las investigaciones, el ejercicio moderado regular puede ayudar a reducir el proceso de envejecimiento. Los ejercicios ayudan a mejorar la fuerza central del cuerpo y a reducir problemas como el dolor de espalda o los dolores musculares. También ayuda a mejorar el equilibrio corporal y a prevenir accidentes. Nuestros huesos pierden densidad con la edad y pueden romperse incluso por una caída leve. Por eso, tener un buen equilibrio es esencial.

Además, los beneficios de hacer ejercicio con regularidad a medida que se envejece son muchos más. Puede retrasar o incluso prevenir enfermedades como la diabetes, la osteoporosis o las enfermedades cardíacas. El ejercicio ligero y regular también puede aumentar la adrenalina. Esto, a su vez, ayuda a mejorar el estado de ánimo general y a aliviar cualquier síntoma de depresión.

También se sabe que la vejez induce enfermedades cognitivas, que pueden prevenirse con un estilo de vida activo.

2. Una dieta equilibrada es buena para la longevidad

Mantenerse sano y disfrutar de una larga vida no significa que haya que pasar hambre. Francamente, se trata más bien de establecer un equilibrio en tu plato. Desde los hidratos de carbono hasta las grasas y los ácidos grasos omega, cada comida debe ser rica en nutrientes básicos. Además, los estudios también sugieren que comer una buena cantidad de verduras ayuda a mantenerse joven y saludable para una longevidad optimizada.

3. Duerme pero no te excedas

Todos sabemos lo importante que es el sueño. Si no duermes más de 48 horas, tu cuerpo empieza a mostrar signos de malestar. Por término medio, se recomiendan entre 7 y 8 horas de sueño para un ser humano medio. Sin embargo, a medida que envejecemos, podemos cansarnos muy rápido. Esto puede hacer que te sientas somnoliento con demasiada frecuencia.

Esto no significa que debas tomar tazas de café para no dormir. Además de tus 8 horas de sueño, puedes hacer algunas siestas energéticas cuando tu cuerpo realmente lo necesite. Por ejemplo, 20 o 30 minutos de siesta energética una o dos veces al día pueden ayudarte a mantenerte activo.

Sleep is good. But don't overdo it.

4. Tenga una vida social

A medida que envejecemos, nuestras relaciones sociales se van reduciendo con el tiempo. Puede que ya no salga de fiesta toda la noche como antes, pero tener una vida social es importante. Puede salir con sus amigos, hablar por teléfono o incluso cocinar juntos. Estar con la gente que quieres puede aumentar la oxitocina y ayudarte a sentirte feliz. Esta hormona del bienestar también ayuda a inducir la relajación y la calma. Además, también reduce la inflamación del cuerpo.

También puedes cultivar relaciones significativas con tus amigos compartiendo aficiones y pasión por algo.

5. Evite fumar o beber alcohol

Beber, cuando se hace con moderación, puede ser realmente beneficioso, pero fumar no lo es en absoluto. Sin embargo, incluso con la bebida, uno puede superar fácilmente el límite recomendado. Además, beber o fumar mucho durante años puede envejecer más rápido.

Sin embargo, los signos de la superficie no son superficiales. Son representativos de lo que ocurre en el interior. Cuanto más sano estés, más joven parecerás y más vivirás. El envejecimiento prematuro tiende a contribuir a una mala salud y a aumentar los riesgos, como los problemas cardíacos.

Por eso, lo ideal es abstenerse de beber para mejorar tu salud y tu futuro.

6. Hazte revisiones médicas periódicas

Aunque lleves un estilo de vida saludable, no puedes estar 100% seguro. Por lo tanto, es importante que su médico le haga revisiones periódicas del cuerpo. En lugar de visitar a varios médicos, intente limitarse a uno. Esto ayudará a tu médico a establecer el historial médico y a tratarte mejor.

No hay nada malo en buscar otro consejo médico si no estás satisfecho. Pero, la clave es seguir el consejo de uno para evitar confusiones.

Conclusión sobre la longevidad

Ahora que tiene su lista de control para mantenerse sano incluso a su edad avanzada, es el momento de empezar. No se precipite. Está bien cometer errores y perder el control a veces. Sin embargo, la clave está en aportar disciplina y recuperarse una vez que se desvíe del camino. Recuerda que la longevidad no es simplemente vivir mucho tiempo. Se trata más bien de tu felicidad, tu salud y de estar contento mientras vivas.